Padres

Artículo publicado en: 

http://www.huffingtonpost.es/liz-evans/25-formas-para-preguntar_b_5751328.html

 

Este año, Simon está en quinto de primaria y Grace en segundo, y todos los días me veo preguntándoles: "¿Cómo ha ido el día en el cole?".

Y todos los días me dan respuestas como "bien", pero a mí me sabe a poco.

¡QUIERO SABER MUCHO MÁS!

O, al menos, quiero que me respondan con una frase entera. Así que la otra noche me puse a hacer una lista de preguntas más concretas para hacérselas al volver de la escuela. No son perfectas, pero por lo menos consigo que me contesten con oraciones completas, y algunas han dado lugar a conversaciones muy interesantes, a respuestas cómicas y a visiones más profundas de lo que mis hijos piensan y sienten acerca de la escuela.

1. ¿Qué es lo mejor que te ha pasado hoy en el colegio? ¿Qué es lo peor que te ha pasado hoy en el colegio?.

2. Cuéntame algo que te haya hecho reír hoy.

3. Si pudieras elegir, ¿con quién te gustaría sentarte en clase? (¿Con quién NO te gustaría sentarte y por qué?).

4. ¿Cuál es el mejor lugar de la escuela?

5. Dime una palabra rara que hayas oído hoy (o algo raro que alguien haya dicho).

6. Si llamara hoy a tu maestra, ¿qué me diría de ti?

7. ¿Has ayudado a alguien hoy? ¿Cómo?

8. ¿Alguien te ha ayudado a ti? ¿Cómo?

9. Dime algo que hayas aprendido hoy.

10. ¿Qué es lo que te ha hecho más feliz hoy?

11. ¿Qué es lo que te ha parecido aburrido?

12. Si una nave de alienígenas llegara a tu clase y se llevara a alguien, ¿a quién querrías que fuera?

13. ¿Hay alguien con quien te gustaría jugar en el recreo y con el que nunca hayas jugado?

14. Cuéntame algo bueno que te haya ocurrido hoy.

15. ¿Cuál es la palabra que más ha repetido el maestro hoy?

16. ¿Qué crees que deberíais hacer más o aprender más en la escuela?

17. ¿Qué crees que deberíais hacer menos o aprender menos en la escuela?

18. ¿Con quién crees que podrías ser más simpático en clase?

19. ¿Dónde juegas más en el recreo?

20. ¿Quién es la persona más divertida de la clase? ¿Por qué es tan divertida?

21. ¿Cuál ha sido tu parte favorita de la comida?

22. Si mañana fueras tú el maestro, ¿qué harías?

23. ¿Hay alguien en tu clase que necesite tiempo muerto?

24. Si pudieras cambiarle el sitio a alguien de tu clase, ¿con quién lo harías? ¿Por qué?

25. Dime tres momentos diferentes en los que hayas utilizado el lápiz hoy.

*****

Hasta ahora, mis respuestas favoritas proceden de las preguntas 12, 15 y 21. Las preguntas como la de los extraterrestres dan a los niños la oportunidad de decir sin problema a quién no les gustaría tener en clase, y abren la puerta a la discusión, a la posibilidad de descubrir razones y problemas ocultos de los que antes no tenías ni idea.

Las respuestas que obtenemos a veces son realmente sorprendentes. Cuando les hice la pregunta 3, descubrí que uno de mis hijos ya no quería sentarse al lado de su mejor amigo en clase, no por un deseo de crueldad o discriminación, sino por la esperanza de poder trabajar con otros niños.

Mis hijos se hacen mayores y sé que voy a tener que trabajar con más intensidad para comprometerme con ellos, pero sé que el trabajo merecerá la pena.

Este post apareció originalmente en Simple Simon and Company.

Traducción de Marina Velasco Serrano

Artículo publicado en Consumer

 

Fomento de la lectura en el hogar

 

El ambiente familiar es determinante en la etapa educativa. Las prácticas y costumbres que los niños adquieren en casa les ayudan al éxito en el colegio. Es un esfuerzo de todos, pero el grupo de referencia es la familia y en ella se fijarán para construir sus hábitos. La importancia de transmitir a los pequeños el gusto por la lectura no es una cuestión baladí. De acuerdo a los datos del Ministerio de Educación, en nuestro país, se calculan "21 puntos de diferencia en la lectura en cuarto curso de Primaria según el ambiente familiar y la estimulación lingüística". Este resultado se extrae de la evaluación PIRLS, que mide el progreso en comprensión lectora.

La página web Leer.es dispone de un espacio dedicado a las familias, con consejos para fomentar la lectura en el hogar. Recuerda que las actividades de lectura realizadas en el ámbito doméstico tienen "un efecto permanente" y aporta distintos estudios que defienden el vínculo positivo entre la familia y la lectura.

Uno de ellos es el Informe Eurydice sobre la enseñanza de la lectura en Europa. En él se da relevancia al ambiente familiar y la práctica de leer en el tiempo de ocio como "dos factores externos a la escuela que influyen en el desarrollo y rendimiento en lectura". Las actividades de lectura en el hogar se estiman "fundamentales para el desarrollo de las habilidades lectoras de los niños, especialmente antes de la escolaridad", por lo que se subraya la importancia de que los padres apoyen y motiven a los hijos como un modo de influencia positiva en su rendimiento educativo.

Leer antes de Primaria

En Primaria, cuando los pequeños comienzan en el colegio, es frecuente que ya sepan leer o, al menos, que se defiendan en la lectura. Pero además es importante que los niños, antes de esta etapa, hayan comenzado a escribir palabras. Las habilidades lectoescritoras enseñadas por los progenitores o desarrolladas en Educación Infantil son muy valiosas de cara al futuro académico. "Durante el desarrollo del niño, el tiempo dedicado a las actividades relacionadas con la alfabetización es esencial para la adquisición de las destrezas lectoras y de escritura, y los efectos pueden ser de larga duración", apunta PIRLS.

ncluso se adjudica un valor: "Hay una diferencia de 60 puntos en el rendimiento de la lectura en PIRLS a favor de aquellos que mejor habían desarrollado las habilidades de lectura y escritura en la época preescolar". En casa, los padres pueden aprovechar oportunidades distintas para fomentar la competencia lectora entre los hijos. Eurydice propone implicarse desde la primera infancia, ya que se acentúa el impacto de las acciones en los pequeños. Estas actividades "fomentan el desarrollo de las destrezas orales del niño y sus capacidades cognitivas generales".

Al acompañar a los hijos en este proceso, conviene que los progenitores sigan una serie de pautas antes, durante y después de la lectura. De este modo, como paso previo al acto de leer, se recomienda ayudarles a reflexionar sobre el contenido, a recordar lo que ya conocen sobre el tema o a identificar palabras familiares. Durante la lectura, es adecuado centrar la atención en la comprensión del texto y en las imágenes que lo acompañan. Por último, una vez concluida la lectura, se valora que los padres conversen con los hijos sobre lo que han leído para saber si lo han comprendido o si son capaces de hacer un resumen.

Cómo puede la familia estimular el desarrollo del lenguaje

Estudios realizados hasta el momento proponen tres actividades para que los padres se impliquen en el hogar en el hábito lector de los hijos: enseñarles destrezas específicas de lectura, escucharles cuando leen y leerles. Además, la evaluación PIRLS o Estudio Internacional de Progreso en Comprensión Lectora (Progress in International Reading Literacy Study) recoge una escala de "Actividades tempranas de lectura y escritura". Esta escala se prepara a partir de las respuestas de los padres a quienes se pregunta acerca de la etapa preescolar. Respaldado por la Asociación Internacional para la Evaluación del Rendimiento Educativo (IEA), PIRLS determina que un ambiente familiar que estimula el desarrollo del lenguaje es aquel donde:

  • Los padres leen libros a sus hijos.
  • Cuentan historias a sus pequeños.
  • También cantan canciones con sus hijos.
  • Los padres juegan con los niños con las letras del alfabeto.
  • Los progenitores hablan sobre lo que están haciendo los pequeños o sobre textos que han leído.
  • La familia maneja juegos de palabras con los hijos.
  • Se anima a los niños a leer en voz alta letreros y etiquetas.

 

http://aprendermatematicasya.blogspot.mx/2011/09/como-ensenarle-tu-hijo-multiplicar-en.html

Hola Padres de familia

Las multiplicaciones por lo general son un escollo muy grande a la hora de tú enseñárselas a tu hijo, pero además él también se siente confundido por que no sabe si se las ha de memorizar o sólo aprender como funcionan y que son.
En este artículo te enseñare cómo puedes hacer de la enseñanza de las multiplicaciones de los números corrientes algo apasionante para tu hijo y además te dejaré algunos ejercicios para que los practiques con él.

Lo primero que hay que aclarar es que son las multiplicaciones.

    •    Son la forma abreviada de sumar, te pongo un ejemplo si multiplicas 8x6 es lo mismo que si sumaras 8 veces 6 o seis veces 8,  vas a llegar al mismo resultado que es 48.
Si tu hijo entiende las multiplicaciones como la forma mas fácil de sumar vas a ver que en pocas semanas el sabrá multiplicar con los pasos, ejemplos  y ejercicios que te voy a dejar aquí.
Teniendo claro lo anterior y sabiendo que antes de que le enseñes a multiplicar a tu hijo le vas a compartir este concepto te doy los pasos que debes hacer para enseñarle a tu hijo a multiplicar, que este te entienda y por consiguiente el resultado sea que aprenda.

Lo primero que debes tener claro a la hora de comenzar a enseñarle  a  tu hijo multiplicar es que para aprender las tablas de multiplicar él puede utilizar  cualquier método mental, es decir las puede razonar, la puede memorizar  y por ende las puede asociar algo de la vida real que le facilite recordarlas o por supuesto puede utilizar los tres métodos.

Lo segundo que debes explicarle a tu hijo es que: La base de la multiplicación y de todas las matemáticas son el cero y el uno, si como lo ves el  0 y el 1 componen todo el sistema,  te doy un ejemplo.

0+1=1
1+1=2
1+1+1=3
1+1+1+1=4
1+1+1+1+1=5
1+1+1+1+1+1+1+1+1+1+1= 10

Es mas podríamos utilizar todos los unos para armar los millones de dólares que tu quieras darle a tu hijo.
Además el cero explica todos los sucesos de las matemáticas que no tienen solución es decir, si algo no tiene solución existe, pero si matemáticamente no tiene solución es cero.
Lo tercero. Las tablas de multiplicar son una secuencia que se repite cada vez que avanzas. Te doy un ejemplo

tabla


¿Qué es lo que puedes ver en esta pequeña tabla?

Lo primero es que las tablas de multiplicar se repiten.
Lo segundo es que el cero esta en todos los resultados finales y es la combinación del número que se esta multiplicando y el cero, por ejemplo:

Si estuviéramos en la tabla del 4 el ultimo numero de la tabla ¿cuál sería?, tú ya lo sabes, es más lo tienes en la punta de la lengua, pero bueno te lo digo, si como lo pensaste es el 40. Si estuviéramos en la tabla del 9 seria el 90 y si estuviéramos en la del 10, cual seria? no sabes fácil seria juntar el 10 con el cero es decir el ultimo numero seria el 100.
Por lo tanto cuando algo es circular como es el sistema matemático tú no debes perder el tiempo tratando de que tu hijo se aprenda todas las tablas de multiplicar en solo día y aquí bien el segundo paso que debes hacer:

Segundo: Que tu hijo se aprenda una tabla de multiplicar cada dos días, pero además lo relacione con su vida cotidiana.

Te voy a dar dos ejemplos el lunes se aprende la tabla de multiplicar del cero, el te dirá  pero esa es muy fácil todo es cero a lo que tu le debes responder de manera inmediata “Sí hijo las matemáticas y en especial las multiplicaciones son tan fáciles como la tabla del cero, por lo tanto dada su facilidad vamos a practicar lunes y martes la tabla del cero, miércoles y jueves la tabla del uno, viernes y lunes próximo  la tabla del dos (nunca estudies con tu hijo las tablas de multiplicar un domingo, es más si tu quieres que aprenda matemáticas los sábados lo puedes ingresar a un curso que tenga un sistema dosificado y moderno), Martes y miércoles la tabla del 3, jueves y viernes la tabla de 4, a la siguiente semana lunes y martes la tabla del 5, miércoles y jueves la tabla del 6, viernes y lunes próximo la tabla del 7, martes y miércoles la tabla del 8, jueves y viernes la tabla del 9, lunes próximo y martes la tabla del 10, te parece hijo, esto te lo propongo dada la facilidad que me dice que tienen las tablas de multiplicar”, estoy seguro que tu hijo te repondera algo como: “Sí, es perfecto a mí me gusta”, todo esto quiere  decir que en 21 días por tardar tu hijo tendrá en su cabeza todo el sistema de multiplicaciones de números corrientes, pero debes hacer algo mas después de estos 22 días y es el tercer paso.

Tercer paso: Los 9 días siguientes después de estos 21 días, debes de practicar con tu hijo al menos una hora todos lo días, y para que esto sea divertido te voy a indicar como lo debes de hacer con el siguiente ejemplo el cual lo extraje de uno de los libros favoritos de mi buen amigo Alberto, este libro se llama el “Diablo de Las Matemáticas”.

Haz ejercicios de asociación es decir puedes coger la fecha de nacimiento de tu hijo. por ejemplo digamos que tu hijo se llama Sebastián y nació el 22 de abril del 1998.
y decirle a tu hijo algo como lo siguiente “ bueno sebas vamos a multiplicar tu año de nacimiento , año naciste tú? el te responde “en 1998” o entonces comencemos
para esto puedes comenzar multiplicando del ultimo numera para adelante y como te muestro en el siguiente ejemplo.
8X1=8
El tercero por la tabla del 10, para que al sumar te de 98
9 X10 =90
El segundo, lo multiplicas por 100, para que te de 900
9X100=900
y para que te de mil y como en este momento tu hijo tiene claro que cualquier número por uno da el mismo numero puedes multiplicar de la siguiente manera.
1x1000 = 1000
Ahora sebas sumemos los resultados de las multiplicaciones que hiciste
8+90+900+1000=1998.
Este ejemplo se lo puedes colocar para que hagas que el calcule la hora del almuerzo o la hora en que debe salir para el colegio.
Te coloco un ejemplo más:
Le dices, “Sebas calcula con las multiplicaciones la hora de tu almuerzo, es decir tu almuerzas a la 12:30 del día...¿es verdad?,” el responderá: “Sí OK”, “y si son las 10 de la mañana, entonces dime primero ¿cuántas horas faltan para que tú almuerces?, esperas a que él te responda, si no lo haces le ayudas “te faltan 2 horas y media” ahora Sebas hallemos el número que da la hora de tu almuerzo multiplicando.
Dime ¿Cómo llegamos al primer número, el 12 multiplicando?. Esperas que él te proponga si no te propone le dices la primera forma de llegar al doce y le explicas que hay otras dos tablas de multiplicar que le pueden servir para llegar al doce.
12X1=12
6X2=12 o 2X6=12
y ¿Cómo podemos llegar al segundo número de la hora de tu almuerzo, es decir el 30?
30x1=30
5x6= 30 ó 6X5=30
Bueno es muy importante que en este paso asocies la mayor cantidad de actividades diarias durante estos 9 días a las matemáticas, pero además debes tener en cuenta el cuarto paso y que complementa todos estos ejemplos y estrategias, creo que estos tres pasos son los que las hacen funcionar.

Cuarto paso: Nunca hagas sentir bobo o bruto a tu hijo cuando te diga mal una multiplicación, es mas ni siquiera después de que el practique los 22 días puedes decir frases como estas “Sebas entonces que aprendiste, NO estas estudiando bien, que desespero estudiar con vos no entiendes esto tan fácil”, las frases que le debes decir a tu hijo cuando estas estudiando con él son: “¡Qué bien! pero te falta algo más, te lo digo. Excelente Sebas ¡Cómo sabes multiplicar de bien!, mira me superaste, yo a tu edad no sabia tanto sobre multiplicaciones como tú” es decir debes motivarlo, felicitarlo y cuando se equivoque debes corregirlo con amor y una sonrisa.

Te prometo que si tu comienzas a ver las multiplicaciones de esta manera y practicas todos los ejemplos y ejercicios que te propongo, tu hijo aprenderá a multiplicar en 30 días.

Bueno ahora si tu en verdad no quieres intentar este método por que en realidad se te sale la paciencia cada vez que estudias con tu hijo, te tengo una excelente noticia, puedes inscribir a tu hijo con nosotros es decir con worldwidemath y también te puedo asegurar que tu hijo no solo aprenderá a multiplicar sino que las  amara. Para esto sólo debes de registrar  hoy mismo a tu hijo en APRENDE MATEMÁTICAS YA WEB y además antes de que pagues algo para que tu hijo aprenda matemáticas ya, te vamos a regalar DOS clases del sistema que tu hijo escoja: Numeralia o mateMaximas.  Genial, ¿Qué te parece? bueno te espero para que hablemos de cómo tu hijo recibirá estas dos clases, sólo haz clic aquí  APRENDE MATEMÁTICAS YA WEB

Sinceramente


JOHNY JARAMILLO – Trabajando Por el éxito Académico De Tu hijo

 

http://aprendermatematicasya.blogspot.mx/2011/09/como-ensenarle-tu-hijo-multiplicar-en.html

El psicólogo David Cortejoso, creador de Psicoglobalia.com, enumera los fallos más comunes en los padres y los posibles remedios:

1. No escuchar al niño: es bastante habitual que no les demos tiempo suficiente a explicarse o a expresarse, cortándoles, siendo autoritarios o dando por hecho lo que nos van a contar sin darles la oportunidad para ello. Déjalo hablar, ten paciencia.

2. No reconocerle sus virtudes o puntos fuertes: parece que muchas veces solo nos fijamos en sus fallos o defectos para intentar corregirlos, y nos olvidamos de alabarle lo que hace bien o sus puntos fuertes. El halago es un arma muy fuerte en su educación.

3. Hay que respetar su personalidad: cada niño es único y diferente. No tenemos porqué educarle para que haga lo mismo que el resto de los niños. Cada uno elige su camino, sus objetivos y propósitos, por lo que no todos los niños deben ser iguales.

4. Sobreprotegerles: es un error bastante común. La sobreprotección se produce por el temor de los padres a que le pase cualquier cosa al niño, desconfiando de su propia valía y acarreándole unas serias consecuencias. Hay que darle autonomía en su justa medida.

5. Acostumbrarles a que les hagan todo: son aquellos padres que hasta les siguen partiendo el filete cuando el niño tiene 9 años… A los niños hay que enseñarles a valerse por sí mismos, tienen una edad para aprender cada cosa, y cuanto antes lo aprendan mejor, sin apresurarse tampoco, claro.

6. Gritarles: por desgracia recurrimos al grito más de lo que debiéramos en muchas ocasiones. Los gritos les acarrean muchas consecuencias negativas.

7. Cuando hay hermanos, intentar educarlos igual: una cosa es que al haber hermanos intentemos transmitirles los mismos valores, que es lo correcto, y otra cuestión es que intentemos que sean iguales en todo, que no es correcto. Cada niño es distinto, y se debe educar en la individualidad. Un hermano tendrá unos puntos fuertes y otros débiles que habrá que corregir, y en otro hermano habrá otras cuestiones a limar.

8. Compararles: algo a lo que recurrimos constantemente. Mira tu hermano como…, si fueras como tu primo que…, mira Luis tu amigo lo bien que… Debemos evitar las comparaciones, cada niño es de una manera, y a lo mejor otro es mejor en esto o aquello, pero tu hijo lo será en otra cosa. Ellos ya saben compararse y usar sus propios modelos, no debemos atormentarles con continuas comparaciones todos los días.

9. No limitarlo en cosas sin verdadera importancia: está claro que si tu hijo te hace un buen dibujo en la pared de casa no está bien y te vas a enfadar, pero sopésalo, piensa si el dibujo es bueno, si es más importante la pared o la creatividad de tu hijo… No lo grites, corrígelo y dale los medios para que haga sus creaciones en el lugar adecuado. Darle cierto margen de actuación es muy importante para que tu hijo aprenda, explore y descubra poco a poco sus intereses, capacidades y limitaciones.

10. No comunicarnos: da igual la edad y el tema. La cuestión más importante a la hora de educar a un niño es hablar con él y que él hable contigo. De sentimientos, de temores, de dudas, de amistad, de sexo… una buena comunicación creará un buen vínculo entre padres e hijo.

 

http://www.abc.es/familia-padres-hijos/20131028/abci-fallos-educar-ninos-201309131641.html

Interesante artículo de la psicóloga y pedagoga Celia Rodríguez Ruiz, sobre los beneficios de educar con una disciplina positiva, en educayaprende

 

Tradicionalmente en la educación de los niños y niñas se ha empleado la disciplina punitiva, basada en el castigo, la cual provoca efectos negativos (resentimiento, venganza, rebelión y reducción de la autoestima). En contraposición a ésta se ofrece la disciplina positiva, basada en el respeto que propone implicar al niño/a fomentando su autocontrol y autoestima, haciendo de ellos personas responsables y respetuosas.

Para educar a los niños y niñas se hace necesaria la disciplina. Los pequeños necesitan saber lo que pueden y no pueden hacer. Aprender que son responsables de sus actos y que toda acción tiene por lo tanto una consecuencia. La disciplina les ayuda a aprender las formas adecuadas de comportarse y actuar. En los primeros años, la existencia de disciplina y normas les aportará seguridad, ya que tendrán una guía para saber cómo actuar.

Pero no debemos entender la disciplina como una imposición de normas, reglas y formas de actuar. La disciplina ha de ser un medio para el desarrollo sano y feliz de los pequeños, un camino para enseñarles a ser autónomos y responsables, que no perjudique su autoestima y no provoque reacciones negativas. La disciplina positiva se basa en el respeto y tiene como objetivo favorecer la maduración de los niños y niñas, para que sean adultos responsables, autónomos y felices.

 

Bases de la Disciplina Positiva

  • Respeto.
  • Colaboración.
  • Responsabilidad y Autonomía.
  • Cariño y comprensión.
  • Comprensión por parte del pequeño de las normas.
  • Implicación de los niños y niñas.
  • Libertad de actuación.
  • Desarrollo sano y feliz.

Beneficios de Educar con una Disciplina Positiva

 

El objetivo de la disciplina positiva es que los niños y niñas entiendan y compartan el sentido de las normas. Que sean responsables para entender que sus actos tienen consecuencias y que actúen con libertad en función de estos conocimientos.

 

Si usamos otro tipo de disciplina punitiva, el pequeño actuará de la forma adecuada guiado por el miedo en lugar de llegar a la comprensión  del porqué debe actuar así. Si no llegamos a que el niño o niña comprenda, cuando se elimine el factor que teme, actuará según le plazca, porque no entenderá que es el responsable de sus actos, no entenderá las normas y no sabrá analizar y valorar las consecuencias.

 

10 Pautas para Educar con Disciplina Positiva

 

1. Entiende al niño. Ponte en su lugar, identifica las creencias y sentimientos que están detrás del comportamiento, entiende las razones por las cuales los niños/as hacen lo que hacen, y trabaja para cambiar esas creencias en lugar de tratar de cambiar simplemente el comportamiento.

2. Ayúdale a pensar, razonar y decidir su comportamiento de forma racional, no solo emocional.

3. Actúa como ejemplo para el niño/a. Los pequeños aprenden mucho más de lo que ven que de lo que escuchan.

4. Establece los objetivos de conducta que queremos conseguir, involucrando al niño/a, y elabora un plan consensuado para conseguirlo.

5. Se firme en tus decisiones, límites y normas pero con amabilidad y con cariño.

6. Dialoga con el niño/a, permitiéndole explorar las consecuencias de sus decisiones, utilizando de esta forma el error como fuente de aprendizaje (mediante preguntas y reflexión, en lugar de castigos para que paguen por su error).

7. Enfoca en las soluciones, y no solo en el problema, haciendo al niño/a participe en las mismas.

8. Desarrolla su autonomía, que sea una persona capaz de decidir.

9. Critica la acción y no a la persona. Debemos prestar atención a la autoestima de los pequeños.

10. Riñe o castiga si es necesario, pero siempre desde el respeto y sin transmitir miedos.